Bareto

Bareto nace en el año 2003 siguiendo la tradición de agrupaciones peruanas setenteras como Black Sugar y los Belkings, verdaderos animadores de las fiestas de su generación con un sonido original.

Su formación instrumental —guitarras, bajo, batería y una sección de vientos que hacía las veces de “voz cantante”— estaba lejos de los estándares que copaban el gusto popular; sin embargo, sus conciertos se llenaban de una fiel multitud que buscaba música creativa e interpretada con un estilo original.


Ombligo y Boleto


En el 2005 se edita el EP Ombligo: cinco canciones grabadas en vivo en un disco de factura artesanal del que solo se hicieron 500 copias, y que es atesorado ahora por los primeros fans que lo adquirieron en los conciertos.

Para el 2006 ya estaba listo su álbum debut, Boleto, que los consolidó como una propuesta imitada por muchas otras bandas jóvenes del circuito alternativo limeño por mezclar desprejuiciadamente el reggae y el ska jamaiquinos (música de fiesta, de celebración de la libertad) con aires latinos, entre los que ya aparecía la cumbia (como en La calor y su versión de La del Brazo, del grupo de rock peruano Frágil).

Sin difusión radial ni repercusión mediática, el boca a boca fue haciendo de Bareto una de las más importantes propuestas del circuito de música alternativa, concentrada en el bohemio distrito limeño de Barranco. Pero esto solo sería el preámbulo de la expansión que llegaría con su siguiente lanzamiento.


Cumbia

 

En setiembre de 2008, Bareto presentó su segundo trabajo de largo aliento, Cumbia, con el que la banda se lanza a la conquista de mercados más amplios. El disco es la culminación de un proceso que comenzó a finales del 2007 con un homenaje a un grupo fundacional de la llamada cumbia amazónica o psicodélica, Juaneco y su combo, dando un sonido moderno y original a sus canciones clásicas, como Mujer hilandera y Ya se ha muerto mi abuelo, entre otras.

A partir de allí, el grupo continuó su rescate la música popular con canciones influyentes en el folclore peruano como Soy provinciano (de Lorenzo Palacios, Chacalón), El aguajal (de Los Shapis) y La danza de los mirlos, de otra leyenda amazónica, los moyabambinos Los Mirlos.

Con Cumbia, Bareto se convirtió en un fenómeno de alcance nacional, logrando récords de ventas en un país donde casi nadie compra discos originales, y logrando conciliar el gusto de todas las esferas sociales, lo que los ha llevado a recorrer el Perú entero en conciertos donde se respira y se goza una saludable revaloración de la rica y sabrosa tradición musical peruana.


Sodoma y Gamarra


Bareto termina el 2009 lanzando Sodoma y Gamarra, su respuesta al fenómeno que significó el éxito del disco anterior, un EP que busca ser el recuento de lo recogido en este último año de trabajo, aprendizaje y crecimiento, y de nuevas experimentaciones de género, instrumentación y temática.

Sodoma y Gamarra trae de vuelta a Bareto en la búsqueda de nuevos sonidos que reflejen lo caótico y ecléctico que puede llegar a ser el espacio en el que nos desenvolvemos los peruanos, fusionando la riqueza musical del Perú con los sonidos y ritmos del mundo.

Integrantes: 

Joaquin Mariategui

Rolo Gallardo

Jorge Olazo

Fecha de Iniciación: 

6 April 2010